27 ene. 2009

Todo pasa...

Todo Pasa, Todo Queda...

Nos podemos empeñar en olvidarlo todo, hasta nuestro pasado, podemos olvidarnos de nosotros mismos, de nuestra propia vida...podemos olvidar hasta el más mínimo detalle de nuestra existencia....¿pero sabeis? Por mucho que se desee olvidar algo, siempre está ahí, guardado en ese pequeño rincón, esperando el momento exacto para volver a salir, y cuando sale, te conviertes en un agujero negro, algo oscuro y vacío, sin fondo. Hay veces que pensar no es bueno, y recordar no sienta bien...quizás por el estado de ánimo, porque sea un día marcado, o por un millón de cosas que pasan por tu cabeza, ni lo entiendes ni pretendes entenderlo, pero siempre acabas en la misma pregunta...¿qué hubiese pasado si...?

Princess In Love.

24 ene. 2009

Do you Know?

¿Sabes? da igual lo mal que vaya todo...da igual lo mal que pueda llegar a ir...nada importa si tú sigues ahí. Puedo estar triste, haber pasado el peor día de mi vida. Puedo desear meterme en la cama y no salir nunca más. Puedo querer desaparecer, o Quizás. perderme dentro de las palabras que esconde un libro o en la letra de una canción. Puedo deambular por las calles, pasear entre palabras, y asi, olvidarme del tiempo y su significado. Puedo sumergirme en sueños, e irme a vivir con ellos fuera de la realidad que me rodea, crear mi propio mundo, y perseguirlos hasta no poder más. No puedo Olvidarte. Puedo decir te odio, puedo pintar una sonrisa de apariencia en mi cara y colocarme la careta de "todo va bien"...y seguir fingiendo que tengo razones para seguir en pie y con la sonrisa. Puero aparentar ser feliz. Pero todo tiene un limite. Las caretas caducan, las sonrisas falsas se desvanecen, y cuando llega la noche, vuelvo a ser yo. Yo misma, un yo a secas, sin condimentos. Es ahí, en mi habitación, cuando puedo deshacerme de todo lo que he llevado a cuestas durante el día...dónde no me sirven las caretas..Me derrumbo. Hacia tiempo que no estaba asi. Las lágrimas bajan por mi cara de forma descontrolada...es imposible pararla. Entonces suena el teléfono...contestó mientras me secó la cara...y entonces, suena tu voz...me vuelvo de piedra, pero una piedra con el corazón acelerado...hablamos, el tiempo se detiene. Tengo que colgar...pero no quiero dejar escapar tu voz...acabas con un futuro, que promete una proxima vez, cuelgo...sin darme cuenta sonrio...ya tengo sonrisa tonta para toda la semana. Sólo sabes hacerme sentir así.






[No Quiero perder esta sensación...el sentirme idiota se queda pequeño comparado con el resto de sensaciones que recorren mi cuerpo cuando te tengo cerca...pero me encanta sentirme así...me gusta sentirme viva.]

18 ene. 2009

Daria...

Daria lo que fuera por ser más fuerta que esta sensacion que llevo dentro. Porque tus palabras no me causaran ese efecto automaticaamente, por no subir a las nubes, porque no se me dibujara la sonrisa tonta en la cara sin motivo aparente...Daria lo que fuera por ser mas fuerte que todo eso, por ser capaz de mantenerme alejada de ti, por no llamarte...Por no recordar tu nombre, ni cada uno de los momento que pasé junto a ti...por no sentir aquel beso en la mejilla o el roce de tus manos...porque tus palabras no me hicieran tanto daño...Daria lo que sea por que tu mirada no fuese capaz de traspasar mi piel y desnudarme el alma....lo daria todo, por no sentir eso...porque el golpe más duro, llega tras probar la felicidad...y en un limite de 24 horas he subido a las nubes, y caido en picado sin ni siquiera haber tenido tiempo de reaccionar...y nadie imagina como duele eso..."será como si nunca hubiese existido"...lo malo de querer eso, es saber que en el fondo, deseo todo lo contrario, y que por mucho que quiera sacarte de mi, tu recuerdo se quedo grabado en mi piel...tú formas parte de mi vida, por no decir, que mi vida gira en torno a la tuya sin que te percates...y ahora, ahora es cuando duele fingir la sonrisa y hacer como si nada hubiera sucedido...odio no controlar estos altibajos, odio que sean superiores a mi...y odio que seas capaz de pintarme esa sonrisa, para solo unas horas despues convertirlas en lagrimas...y sobre todo, odio que no te des cuenta.


"Tengo miedo...porque no puedo estar contigo, y me gustaria estarlo más de lo que deberiá"


El sentimiento más dulce...llega a convertirse en el más amargo...en apenas un par de horass...

13 ene. 2009

Sonrie!

Creemos que podremos con todo. Se nos enciende la vena optimista, haciendonos pensar cosas que nunca antes habiamos llegado a imaginar. Y el problema no es solo pensarla...es hacerlas. La vena optimista que piensas no tener, y que de repente una aparece arrasando todo lo que pilla por delante, esa que cuando se va te deja rota por dentro..si, esa misma, te empuja a hacer cosas, a luchar por lo que quieres sin buscar un "por qué"... Lo malo es cuando ese huracan de optimismo se desvanece en tu interior y vuelves a sentir el peso del mundo a tus espaldas, es como si el universo entero se hubiese levantado en tu contra. Demasiado para una sola persona. No puedes con todo tu sola, por mucho que te empeñes en que si, necesitas a ese alguien que te inyecte su optimismo a traves de una sonrisa...ese alguien que te haga sentir viva. Porque al fin y al cabo, se trata de eso, de sentirse viva, de disfrutar del optimismo, y sobrellevar lo mejor posible la parte negativa. No se puede tener una sonrisa 24 horas...pero tampoco el lado opuesto...asi que, lo perfecto seria buscar el punto medio. Si, no seria un mal comienzo, empezar el dia con una sonrisa...quizas, sea la pieza clave para que todo cambie de color, intentarlo...¿y que perdemos por hacerlo?

8 ene. 2009

Era la hora...

Ya era la hora. Tenía que salir, o no llegaría al autobús. Toda su familia estaba alborotada, corriendo de un lado para otro, pegando gritos, terminando las maletas, ultimando los detalles del viaje. Por fin todos salieron, con un: te esperamos fuera, no tardes. Y despues todo quedó en silencio.

Ella caminaba despacio, llevaba una pequeña maleta sobre uno de sus hombros y se dirigia lentamente hacia la puerta. En su cabeza pasaban, como diapositivas, todos los momentos que habia vivido junto a él: la primera vez que lo vio, como se conocieron, las primeras miradas y todo lo que éstas decían sin la necesidad de hablar.. Eran tantos momentos juntos, tantas cosas...y ahora ellos pretendían que lo olvidara, que se desprendiera de él como el que se desprende de un objeto estropeado, no podían entender lo que sentía, lo que había pasado...le doblaba la edad ¿y que? -pensaba- si lo quería, si él era el único que cuando todo iba mal, me sacaba una sonrisa, que me entiende, que sabe que hay un mundo tras mis ojos...el unico que no me presiona, simplemente se sienta a mi lado a compartir el silencio, el único que me hace feliz...
Estaba cansada, ya no tenía voz, la había perdido repitiendo una y otra vez todo aquello, a todo el mundo...pero nadie la escuchaba, no querían escucharla, no tenía lágrimas, las había derramado todas en su almohada aquella noche...sólo le quedaba su silencio.
Tantos recuerdos...¿como olvidarlos? Se preguntaba. No puedo, es imposible.
Estaba llegando a la puerta, lo único que deseaba es que él estuviese ahí fuera, esperándola en silencio, con ese brillo en los ojos, en los que tantas veces había naufragado... verdaderamente, lo deseaba, deseaba que estuviese ahí de pie, dispuesto a llevarla lejos de todos, los dos solos, para empezar desde cero...pero sabía que eso no podiá pasar, aunque lo deseara con todas sus fuerzas...

Ya era la hora, desde fuera se empezaron a escuchar voces llamándola, tenía que salir, así que, se miró al espejo, se secó las lágrimas que rodaban por su cara, respiró lentamente y giró el pomo de la puerta. Y con un paso algo tembloroso dirigiáse hacia el coche que la esperaba fuera, aquel coche que la llevaría lejos de él, lejos de su sueño