20 feb. 2009

a oscuras...


Folios. Bolígrafos. Subrayadores. Estudios. Agobios. Apuntes. Estres. Examen...noche...noche oscura. Noche profunda. El reloj no avanza, su tic-tac no suena, o no lo escuchas. Él. Mierda, ya me ha jodido la concentración, vuelta a empezar. Pones música, una canción, otra, y más acordes, vuelves a coger notas, a pasear de un lado a otro de la habitación repitiendo (en voz baja porque ya es demasiado tarde) todo lo que supuestamente te sabes. Te sientas. Estás nerviosa, inquieta, ya no escuchas los acordes, pero de repente, esa canción, su canción, la vuestra, habla de los dos, de una historia que termino sin empezar. Una lágrima, nostalgia, miedo, tristeza...fuera luz. Todo queda a oscuras en un golpe, no ves nada, pero sientes algo distinto. Paseas tus ojos por la habitación, esperando encontrar eso que ha hecho que dejes de sentir el corazón. Lo ves. Su silueta, está ahí, de pie, junto a la puerta, alto, casual, perfecto..como siempre. No te hace falta verlo, su imagen está grabada en tu mente, en tu piel. Lo sientes. Te quedas inmóvil, no reaccionas, sientes que se acerca, dejas de respirar. Apenas 10 centímetros entre tu y el amor, si alargases la mano, tocarías la felicidad...él.
Y vuelve la luz, y estás sola, rodeada por apuntes, pero sin él. No hay nadie, solo queda el vacío de algo que nunca llego a suceder...pero tu lo sentiste, estuvo ahí...o quizás fue solo un espejismo...

1 comentario:

loka dijo...

Ese texto lo encontre en un fotolog lo encontre hermoso....
Besos Tammy
Stgo; Chile