7 feb. 2010



Da igual lo que haga, lo que pueda llegar a decir, a escribir...Él nunca lo escuchará ni lo leerá siquiera. Jamás me echará de menos, nunca lo hizo, y aunque siempre lo supe, llevo años esperando que eso cambie...tiempo perdido en respuestas inexistentes...¿sabes? Cuando me da por pensar, me doy cuenta de que jamás me hubiese atado a ti, aunque siempre hubiese estado contigo, que nunca te diría " te necesito", ni que mi alam tiene tatuado tu nombre...pero si que deseo ver tu sonrisa cada mañana. No te hubiese dicho que me paras el corazón al mirarme, pero si que me hubiese gustado oír que cuando mi dedo se pierde por tu espalda, un escalofrío recorre tu cuerpo de pies a cabeza, y que cuando llueva pensemos en nosotros, y después, cuando se empañen los cristales, en pequeñito, se dibuje mi nombre, y en vez de enfadarte sonrías, como en aquel libro...Pero sobre todo, si tuviese que decirte algo, seria que me hubiese gustado ser libre contigo, y que, pudiendo estar en cuanlquier otro lugar, con cualquier otra persona, decidieses quedarte aquí, conmigo...sin importar nada más...












El problema es que esto es cosa de dos, y que sin ti, el cuento no tiene final feliz.

No hay comentarios: